Cada 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño, en conmemoración con la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño el 20 de noviembre de 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño el mismo día de 1989.

En Cosas de Libros nos ha parecido una buena ocasión para recordar la conveniencia de proporcionar a los más pequeños espacios propicios para la realización de sus actividades educativas, intelectuales y de ocio. Y como denominador común a todas ellas, para la actividad de la lectura.

Muchas veces, pensamos que nuestro hogar no dispone de espacio suficiente para adecuarlo a las necesidades del niño, dejándonos impresionar por imágenes de espaciosas habitaciones con mobiliario y recursos no aptos para todos los bolsillos. Sin embargo, proporcionar al pequeño un rincón único y especial en el que un ambiente atractivo le invite a disfrutar con los libros, es más fácil de lo que pensamos. En ocasiones menos es más, y los niños de esto entienden bastante…

Si te animas a preparar un espacio para la lectura en casa, te invitamos a visitar nuestro tablero de Pinterest en el que podrás encontrar mucha inspiración para ayudarte con tu proyecto.

Para empezar, podemos escoger un pequeño espacio de casa y reservarlo para la lectura de libros, creando así un rincón de lectura. Es importante que sea un sitio bien iluminado, mejor con luz natural, pero también con algún punto de luz auxiliar para cuando lo necesitemos. Ha de ser cómodo, por lo que puede tener un pequeño sofá, un cómodo silloncito o simplemente algunos cojines. Si además lo decoramos con vinilos como este de El Principito, seguro que se convertirá en el espacio favorito del pequeño.

vinilo El Principito

 Por otro lado, tratándose de niños, es importante disponer de algunos recursos que enriquezcan la lectura. En este sentido, os hablábamos de Boolino en este post. Pero además, existen muchas herramientas que nos ayudan a presentar la lectura como una actividad divertida. Un buen ejemplo serían las marionetas de dedos, con las que podemos representar la historia que leemos. Aquí os mostramos unas de Los tres cerditos y Caperucita Roja.

El Kamishibai, del que ya os hablamos aquí, es un excelente recurso que nos ayuda a contar historias a los pequeños apoyándonos en las ilustraciones.

Kamishibai Sieteleguas

Utilizar accesorios de lectura atractivos para los niños, despierta su interés por esta actividad. Con marcapáginas infantiles como los que os mostrábamos aquí o sujetalibros divertidos como estos, les conquistaremos.

También os recordamos que podéis encontrar en post anteriores ideas sobre cómo decorar las habitaciones infantiles con las portadas de los libros y cómo utilizar soportes de CDs como estanterías.

Pero lo más importante, es nuestro propio compromiso en dedicar tiempo para leer en familia y hacer que los pequeños crezcan rodeados de libros que les conviertan en futuros lectores adultos  🙂

¿Te animas a celebrar el Día del Niño con libros? ¿Cómo animas a tus hijos a leer? ¿Tenéis un rincón de lectura en casa? ¡Compártelo con nosotros y muéstranoslo!

Sobre la imagen de cabecera:
photo credit: Dia Day 21 via photopin (license)