¡Hola! Hoy dedicamos este espacio a uno de los cuentos más populares y versionados, Caperucita Roja. Sin duda, un clásico que ha acompañado a niños generación tras generación en sus diferentes versiones.

Este cuento de trasmisión oral apareció publicado por primera vez en  Le Petit Chaperon rouge, una recopilación de cuentos de Charles Perrault publicada en 1697. Destacó en esta compilación, por su tratamiento de leyenda, advirtiendo a las niñas el evitar los encuentros con desconocidos.

Ya en 1812, los hermanos Grimm versionaron la historia incorporando un final feliz al cuento con la aparición del leñador que auxilia a la niña y saca a la abuelita, todavía viva, de la panza del lobo.

Desde entonces han ido surgiendo multitud de versiones y adaptaciones del cuento por artistas de toda índole, que con mayor o menor controversia nos animan con sus obras a reflexionar sobre las posibles interpretaciones de la historia.

Han sido numerosas las producciones cinematográficas que han llevado a Caperucita a la gran pantalla, en sus más diversas interpretaciones. Sobre esto os recomendamos este fantástico post. El éxito de las últimas adaptaciones, la de Catherine Hardwick con Amanda Seyfried como protagonista en Caperucita Roja, ¿a qué tienes miedo? o la película de animación Las nuevas aventuras de Caperucita Roja, deja claro que la niña de la caperuza roja es un personaje atractivo tanto para pequeños como para mayores.

Por nuestra parte, te mostramos algunos artículos que puedes encontrar en nuestra tienda online:

Diferentes versiones del clásico de la editorial SM:

Nada más enriquecedor para la expericiencia lectora del pequeño que acompañar la lectura del cuento con alguno de estos artículos:

  • Marcapáginas caperucita y lobo con señalador de línea para retomar la lectura justo donde se dejó.
  • Marionetas de dedo para escenificar la historia según se lee.

Puedes conseguir estos artículos por separado o llevártelos todos en este pack especial.

Y a tí, ¿qué versión te contaban cuando eras pequeñ@? ¿Y cuál cuentas a tus hijos?  Se trate de la que se trate, seguro que acaba siempre con el colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

¡Volvemos pronto con más Cosas de Libros!