Ya en varias ocasiones os hemos hablado de algún artículo de esta emblemática marca. Moleskine nos ofrece cuadernos, libretas, agendas y un amplio abanico de artículos de papelería y accesorios para escribir y leer. Nos consideramos auténticas seguidoras, así que si todavía no conoces mucho esta marca, te contamos lo que nos gusta a nosotras:

CALIDAD

En primer lugar, destacamos la gran calidad de sus artículos. Cuidan cada detalle tanto de su contenido como de su presentación y los materiales que emplean son de máxima calidad. ¡Escribir en una Moleskine, no es igual que escribir en cualquier otra libreta!

VARIEDAD

Encontramos un variado catálogo de artículos pensados para enriquecer nuestras actividades relacionadas con la escritura y la lectura, orientados a cubrir las diferentes necesidades que tenemos cuando trabajamos, en nuestro tiempo de ocio, al viajar, etc.

EXCLUSIVIDAD

Nos encantan sus fantásticas ediciones especiales y limitadas para seguidores de grandes personajes y obras de la literatura: El principito, Batman, Star Wars, Alicia, Peanuts…

ediciones limitadas moleskine

Y como detrás de toda gran marca, hay una gran historia, Moleskine es un buen ejemplo de ello.

los trazos de la canciónEn primer lugar, conozcamos el por qué de su nombre… Moleskine hace alusión a la característica tela que recubre el originario cuaderno de notas, llamada moleskin.

Ese cuadernito de puntas redondeadas con una goma elástica que sujetaba las cubiertas y con un bolsillo en su interior, ha sido utilizado utilizado por artistas e intelectuales como Van Gogh, Picasso, Hemingway y Chatwin. Puede considerarse a éste último como su principal impulsor al contar su relación con este pequeño cuaderno negro en su libro Los trazos de la canción, relato de su viaje a Australia publicado en 1987. En él, Chatwin explicaba que antes de partir adquirió todos los cuadernos Moleskine que pudo en su papelería habitual de París, alertado ante el cierre del taller familiar de Tours que los fabricaba y distribuía, en 1986. Pasó casi una década, hasta que en 1995 la profesora María Sebregondi, leyendo a Chatwin, se propuso reactivar estos cuadernos. En 1997 la pequeña editorial milanesa Modo&Modo, registra la marca Moleskine y empieza a comercializarlos por todo el mundo. En el 2006, la editorial es comprada por el SGCapital Europe, fondo de inversión de un banco galo, ahora Syntegra Capital. Desde el 2013 cotiza en la bolsa italiana considerándose una creativa empresa en constante crecimiento.

Puedes conocer más sobre la historia de Moleskine aquí y aquí.

Pero existe historia propia tras cada producto, por lo que te animamos a seguir el blog oficial de Moleskine, Moleskineire: legends and stories. Su emblema ya nos advierte sobre las maravillosas publicaciones en las que nos descubren lo que hay detrás de cada producto. ¡Recomendable al 100%!

¿Qué te parecen estos artículos? Si has probado alguno de ellos, comparte tus opiniones y experiencia con nosotros, y si por el contrario todavía no, ¿con cuál te estrenarías?

Y por último, recordarte que estamos a puntito de estrenar nuestra tienda online en la que encontrarás los artículos de Moleskine que están inspirados en la literatura, entre otras muchas más cosas de libros 😉